Huelva con el ”World Cleanup Day”

Mesa de La Ría de Huelva convoca a casi un centenar de voluntarios para limpiar la playa de la Capital Onubense en El Día Mundial de Limpieza , en el Espigón y recoger un remolque entero de basura con unas tres toneladas de residuos principalmente redes, aparejos de pesca, tuberías, mobiliario, neumáticos, botellas y mucho plástico.

Huelva con el ''World Cleanup Day  ''

Huelva con el ”World Cleanup Day ”

Un paraje Natural de reciente creación geológica debido a las corrientes marinas y el aporte de arenas al espigón formando una playa de varios kilómetros.

Huelva con el ''World Cleanup Day  ''

Huelva con el ”World Cleanup Day ”

Unir fuerzas para crear la mayor jornada de recogida de residuos de la historia de Huelva y abrazar este evento mundial en un grito por Salvar Los Océanos y cambiar conciencias de nuestros gobernantes y de la ciudadanía.

Huelva con el ”World Cleanup Day ”

En esta ocasión Mesa de La Ría es la primera vez que se une a tantas organizaciones, para coordinarse a nivel global y organizar una jornada de recogida de basuras en nuestra ría onubense.

Rafael Gavilán en el ”World Cleanup Day ”

“La gente tiene cada vez más conciencia del problema de los residuos así que no es extraño que el movimiento haya crecido tanto” nos dice Alba García Rodríguez, de Greenpeace España.

Activistas Mesa de La Ría en el ”World Cleanup Day ” Huelva

Ocean Conservancy, la organización pionera en la recogida de residuos en las playas, que comenzó en 1986, se ha coordinado con los organizadores para que el impacto de la jornada sea aún mayor.

Anuncios

La Contaminación es más psicológica que real en Huelva

Hoy dice José Juan Díaz Trillo, donde expone de manifiesto la necesidad de que la provincia “exhiba los costes que le han supuesto a nivel medioambiental tener un polo contaminante” durante tantos años, seis décadas.

Del negacionismo a la defensa de lo sostenible

Pienso. Cuando se habrá dado cuenta que es un polo contaminante?…Si Mesa de La Ría de Huelva ( MRH) que llevan 16 años como colectivo social y como partido instrumental para poder alzar la voz en las instituciones , están recordando que vivimos, con la Av Francisco Montenegro a escasos metros de la ciudad y que tenemos unos Acuerdos del 91 firmados para su recuperación en favor de los ciudadanos onubenses.

La Contaminación es mas psicológica qué real

Siendo Delegado de Medio Ambiente, y director del Parque Marismas del Odiel negaba décadas de problemas ambientales y de salud y afirmaba que la contaminación era más psicológica que real.

No se dio por enterado por esos entonces y hoy en vista de una perdida de votos por parte de esa población harta de todos estos problemas de salud, medioambientales, de falta de perspectivas de futuro laboral o de progresos. Este político sin escrúpulos para seguir dictados de otros, hoy piensa que tenemos que convertir el Polo, en un sistema sostenible y eso solo para no cumplir los Acuerdos del 91 y mantener a esas empresas contaminantes, manejando nuestro futuro otras tantas décadas más.

Daños ambientales (III): los fosfoyesos de Huelva

El caso de los residuos de fosfoyesos en las marismas del Tinto (Huelva) se trata de un supuesto de exclusión de la responsabilidad medioambiental. Los residuos de los fosfoyeyos de Huelva se trata de un caso de fuerza mayor.

Historia del caso

En 1965 se instaló la empresa Fosfórico Español que se dedicaba a la producción de ácido fosfórico y sulfúrico. La fabricación de este ácido creaba residuos llamados fosfoyesos y estos compuestos se almacenan en una balsa. Entre 1967 y 1968, se otorgan concesiones administrativas (Concesión de la Dirección General de Costas) a la empresa para que ocupara unas parcelas cerca del río Tinto para construir depósitos para recoger esos residuos y desde 1968 empezó a verter a la marisma del Tinto y a los cauces estos residuos. La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía dio la licencia de vertido.

Se han estado vertiendo estos residuos en las marismas durante unos 45 años.

Esto ha supuesto graves problemas tanto al entorno como a la salud de las personas. Un Informe del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) sobre la situación ambiental y sanitaria de Huelva, indicó que hay un aumento en la mortalidad por cáncer y supera la media de otras provincias andaluzas.

La producción de este ácido pasó por varias empresas, la última que la adquirió fue Fertiberia. En 1995, presentó un proyecto para la reordenación de estos vertidos en respuesta del Plan Corrector de Vertidos Industriales para poder reducir la contaminación de la ría de Huelva. Se tenía que dejar de verter fosfoyesos y ocupar nuevas superficies aunque se permitía el depósito en altura.

En 1998 se rompe una de las balsas vertiendo al río Tinto unos 50.000 metros cúbicos de aguas ácidas, metales pesados y otros tóxicos. Esto afectó al medio fluvial, marino y a la salud de las personas. Los técnicos cambiaron los compuestos a otra balsa para evitar más filtraciones. La Administración no dio demasiada importancia a este suceso. Al contrario de los grupos conservacionistas que igualaban este desastre al de Aznalcóllar. Alegan de la peligrosidad de estas balsas de residuos y de la falta de control de las instalaciones.

Proceso judicial para depurar responsabilidades

El Rincón Jurídico

La Audiencia Provincial de Huelva dictó un auto de 28 de octubre de 2000, se presenta una denuncia por Ecologistas en Acción debido a la rotura de la balsa de residuos industriales que tenían las empresas Fertiberia y Foret en las marismas.

Se recurre la sentencia de instrucción puesto que el juzgado no apreció infracción penal. La AP de Huelva desestima el recurso y confirma la resolución del Juzgado de Primera e Instancia núm.7 de Huelva. El tribunal entiende que no concurren los elementos constitutivos del ilícito penal regulado en el artículo 325 del Código Penal, ya que los hechos denunciados, carecen de la entidad necesaria para considerarlos cometidos por imprudencia grave.

Reconoce que ha existido imprudencia por parte de los operadores, pero se han acreditado las circunstancias extraordinarias climáticas que fueron la causa de la rotura de la balsa. Además indica que la Consejería de Medio Ambiente excluye a los fosfoyesos de la legislación de residuos, se regula en la Ley de Costas y no se considera como residuo peligroso.

Supuesto de exclusión

Podemos observar que en este caso no hay responsabilidades por la rotura de la balsa, con la aplicación de la Ley 23/2007 de responsabilidad ambiental estaríamos ante un supuesto de exclusión de responsabilidad, así se recoge en el artículo 3.4 apartado b) de la ley 23/2007.

Artículo 3.4.b)
4.Esta ley no se aplicará a los daños medioambientales ni a las amenazas inminentes de que tales daños se produzcan cuando hayan sido ocasionados por alguna de las siguientes causas: b) Un fenómeno natural de carácter excepcional, inevitable e irresistible.

Podemos hablar de fuerza mayor porque el Tribunal establece que a pesar de existir imprudencia por parte de los operadores, debido a las circunstancias climáticas se produce la causa. Por tanto, el nexo causal se rompe, la actuación de los operadores influye pero no es consecuencia de la rotura.

Como no se genera responsabilidad medioambiental, las consecuencias económicas deberán ser satisfechas por las administraciones públicas.

Proceso judicial administrativo

El caso de los fosfoyesos de Huelva no termina con la sentencia que absuelve de responsabilidad a la empresa, hay otro proceso judicial por la denegación de concesiones administrativas.

Durante el régimen franquista, en 1968 se otorga una concesión para verter residuos en las marismas. La ley cambia con la aprobación de la Ley de Costas de 1988, se establece que no se puede usar una marisma para depositar residuos.

En noviembre de 2003, una Orden Ministerial declara caducada la concesión, entre unas de las razones se encuentran los incumplimientos por parte de Fertiberia. Se permitió que los fosfoyesos fueran apilados en capas de 3 metros de altura en la Marisma y la empresa había pasado a balsas de 30 metros. La empresa recurrió esto.

Sentencia

La Audiencia Nacional dicta un auto el 27 de mayo de 2014 por el retraso injustificado de la empresa de cesar en el vertido de residuos en las marismas en Huelva. Tanto la sentencia de la Audiencia Nacional como la del Tribunal Supremo indicaron que se debían iniciar actuaciones de forma inmediata para la regeneración ambiental.

La Audiencia Nacional dictó sentencia el 7 de octubre de 2003 que desestima el recurso contencioso-administrativo interpuesto por Fertiberia SA contra la Orden del Ministro de Medio Ambiente. Ratifica que la concesión ha caducado y obliga a detener el vertido de residuos.

La compañía Fertiberia presenta recurso de casación contra la sentencia de la Audiencia. El Tribunal Supremo dicta sentencia el 26 de diciembre de 2007, en la cual desestima el recurso de casación interpuesto.

El 14 de diciembre de 2009, la Audiencia Nacional dicta un Auto para la ejecución provisional de la solicitud realizada por el Ministerio de Medio Ambiente Rural y Marino para que se produjera el cese de los vertidos.

Las medidas que se contemplaban eran:

  • Prohibición de apertura de nuevas balsas.
  • Cese de los vertidos antes del 31 diciembre de 2010.
  • Inicio por parte de Fertiberia de la regeneración ambiental de los terrenos.
  • La constitución de un aval.

Este auto fue recurrido en súplica y confirmado por esta sala en un auto de 17 febrero de 2010.

La empresa presentó en junio de 2011 (fecha límite que dieron los jueces) ante el Ministerio de Medio Ambiente un proyecto para recuperar las marismas de la desembocadura del río Tinto. Este informe fue considerado insuficiente por el Ministerio.

Debía presentar un proyecto de regeneración antes del 30 junio 2011, esta obligación no fue cumplida por parte de la empresa. El Auto destaca: Resulta verdaderamente llamativo que, según la documentación aportada por las partes, entre el 30 de junio de 2011, fecha en que Fertibreria, S.A. remitió a las Administraciones expresadas el “Proyecto director para la recuperación de las balsas de fosfoyesos en las marismas de Huelva”, y hasta el mes de agosto de 2012 no se llevara a cabo comunicación alguna entre Fertiberia y las Administraciones competentes en relación el cumplimiento de las medidas de ejecución acordadas judicialmente.

La Sala acuerda: la colaboración entre las Administraciones para dar un cumplimiento total a las resoluciones judiciales; requerir al Ministerio de Medio Ambiente y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía informar en el plazo de un mes a la Sala sobre el proyecto elaborado para la restauración de la zona; y finalmente se tomaran las medidas necesarias para que se produzca esa regeneración.

Situación actual

El 31 de marzo de 2015 la empresa presentó el Proyecto para la regeneración de la zona. Antes de su aprobación se sometió a la evaluación ambiental por parte de la Junta de Andalucía, se ha sacado a información pública el 15 de marzo de 2017 junto con un estudio de impacto ambiental y se tienen que tener en cuenta todas las alternativas posibles.

Hay problemas entra las administraciones puesto que no todas comparten la idea de enterrar las balsas de los residuos de fosfoyesos.

EL CABEZO Y LA NECRÓPOLIS DE ‘LA JOYA’. NUESTRAS SEÑAS NO SE VENDEN

MRH con Los Cabezos y La Joya

MESA DE LA RÍA PONE EN MANOS DE LA CIUDADANÍA UNA ALEGACIÓN CONTRA EL PROYECTO DE 228 VIVIENDAS QUE DESTRUYE EL CABEZO Y LA NECRÓPOLIS DE ‘LA JOYA’

MRH en la calle Concepción recibiendo los apoyos para La Joya
Una vez más, Mesa de la Ría solicita el compromiso ciudadano, como lo hizo con el proyecto de reparcelación del cabezo de Mondaca, para el que, en una semana se recogieron más de mil alegaciones y se repartieron miles de folletos informativos.

La modificación del proyecto urbanístico de ‘La Joya’ tiene como objetivo trasladar los metros cuadrados de las viviendas unifamiliares, previstas de la Avenida Fray Junípero Serra, a nuevas plantas de altura en el mismo cabezo. La intención es construir cuatro torres de viviendas que rodearán el cabezo desde la calle San Sebastián hasta el centro de salud de las Adoratrices.

Las torres contarán con 228 viviendas de hasta 12 plantas de altura, excavando la ladera del cabezo de la misma manera que se hizo en la calle Aragón. La propia urbanización y los viales traseros, requerirán también recortar el cabezo con enormes muros de contención.

Mesa de la Ría considera que este plan urbanístico intenta esquivar las mociones que este colectivo ciudadano presentó en enero de 2016, tras la que el pleno del ayuntamiento aprobó trasladar toda la superficie construible de los cabezos a otras zonas de la ciudad, y en octubre de 2017 para que el sistema de cabezos sea declarado Monumento Natural de Andalucía.

El portavoz de Mesa de la Ría, Rafael Gavilán recuerda que no solo es obligatorio preservar la necrópolis orientalizante de ‘La Joya’ que con este proyecto quedara seriamente mutilada, sino la visión y el paisaje que proporcionan los cabezos como patrimonio paisajístico, ambiental, geológico, paleontológico y arqueológico que hay que proteger para que sean heredados por las futuras generaciones.

En Huelva la Junta de Andalucía pretende recalificar espacios naturales protegidos para usarlos como vertedero de residuos tóxicos

Greenpeace se suma a Mesa de la Ría en la lucha contra las balsas de dragado del Puerto y denuncian la grave contaminación que se acumula en las balsas de dragados de la ría de Huelva.
Nueve activistas de diferentes países han desplegado, frente al Espigón Juan Carlos I, una pancarta de 50 metros de largo y 6 de ancho con el lema: “El mar no es una cloaca”

Buque Esperanza de Greenpeace frente al Espigón de Huelva

La ría de Huelva “sigue siendo un vertedero para la administración andaluza”

El colectivo ciudadano Mesa de la Ría de Huelva viene denunciando desde hace ocho años a las administraciones españolas y europeas las obras de balsas de dragados que el Puerto construye dentro de los Lugares de interés Comunitario de la Reserva de la Biosfera Marismas del Odiel, en el espigón Juan Carlos I, contra la legalidad vigente.

Activistas Greenpeace despliegan pancarta en el Espigón de Huelva

Por todo ello, agradece que que Greenpeace haya sido el primer colectivo en sumarse a la reclamación de la pérdida continuada de habitats de la ría de Huelva, durante su campaña ‘destrucción a toda Costa’.

#ATodaCosta

La acción realizada esta mañana por el colectivo de Greenpeace ha puesto de manifiesto que las balsas de rellenos de dragado del puerto en las Marismas del Odiel son la expresión clara de que la ría de Huelva sigue siendo un vertedero para la administración andaluza, sin que el ecocídio de los fosfoyesos en las marismas del Tinto haya supuesto la más mínima lección aprendida. La posición de Greenpeace en defensa de laRíadehuelva es el resultado del trabajo conjunto de ambos colectivos desde hace meses.

Las obras de la balsa nº4 para el relleno de dragados que el puerto construye ilegalmente, se ubican, dentro del LIC Marismas del Odiel, en un espacio declarado reserva de la Biosfera, sin que el puerto haya evaluado ambientalmente la existencia de tales protecciones surgidas de directivas europeas.

http://mesadelaria.es/huelva/?p=3713

http://bit.ly/2vtbVw0

Huelva entra en la condena europea a España por la gestión de las aguas residuales

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha condenado a España a pagar una suma de 12 millones de euros por incumplir las normas europeas sobre tratamiento de aguas residuales urbanas e impondrá una multa coercitiva de 11 millones de euros por cada semestre que persista el incumplimiento a partir de este miércoles, 25 de julio.

Depuradora de agua en Huelva

Entre las ciudades o urbanizaciones infractoras señaladas por Bruselas figuran cuatro municipios malagueños: Alhaurín el Grande, Coín, Estepona-San Pedro de Alcántara y Nerja. Del mismo modo, la condena también cita otras cuatro localidades andaluzas, Matalascañas e Isla Cristina en la provincia de Huelva; y Tarifa y Barbate en la provincia de Cádiz.

30 grados en el Círculo Polar Ártico

La portavoz de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Claire Nullis, dijo en rueda de prensa que los países escandinavos están alcanzando temperaturas hasta 10 grados por encima de las habituales en esta época del año.

Incendio Forestal Doñana 2017

Una ola de calor afecta en los últimos días a los países del norte de Europa, que han registrado temperaturas por encima de la media, sequías y un elevado riesgo de incendios. En latitudes cercanas al Círculo Polar Ártico las temperaturas superaron los 30° C en los últimos días. un récord en el norte de Noruega donde la temperatura mínima no bajó de los 25° C la noche del 18 de julio, “algo que es más bien típico de España”.

“Suecia en este momento sufre incendios forestales graves y muy extensos. El humo se puede ver desde el espacio. Así de grave es“, explicó la portavoz.

En Irlanda, se han registrado más de cinco días por encima de los 25 grados lo que en el país se considera una ola de calor. En el Reino Unido, este verano es el más seco desde que se hacen mediciones con solo 47 mm de precipitaciones de junio a mediados de julio.

En todo el mundo, este junio ha sido el segundo más cálido registrado, según el servicio meteorológico europeo Copernicus. Además de temperaturas excepcionalmente altas en Siberia, también estuvieron por encima de la media en Estados Unidos, Canadá y el Norte de África, Oriente Medio y norte de china.

Según la Organización Meteorológica Mundial, “los episodios de calor extremo y las precipitaciones están aumentando como resultado del cambio climático”. Y, aunque no es posible atribuir estos episodios concretos de junio y julio al cambio climático, “son compatibles con la tendencia general a largo plazo dada la creciente concentración de gases de efecto invernadero”.

Numerosos estudios recientes han señalado la probabilidad de que estos episodios extremos se vean influenciados por la actividad humana de forma directa o indirecta. Entre ellos, el 65% de los 131 publicados por la Sociedad Meteorológica de Estados Unidos.