Huelva Vota en Conciencia

Las balsas de fosfoyesos son un vertedero ilegal no declarado, ubicado dentro de la costa, en la marisma del rio Tinto a 500 metros de la ciudad de Huelva.

Se trata de un ecocidio, un crimen de estado que fue definido en el Congreso de los Diputados en el 2000, cómo “uno de los mayores desastres ambientales a nivel mundial.”

En la marisma del río Tinto, detrás de las fábricas y al lado de la ciudad, la empresa Fertiberia del marqués de Villar Mir, no solo ha vertido unos 100 millones de Tm de fosfoyesos que mezcló con 1,2 millones del residuo tóxico denominado ácido arsenical, sino que ha permitido otros vertidos en otras zonas concesionadas. Fertiberia subarrendó a la Junta de Andalucía (empresa paralela EGMASA), al Ayuntamiento y a la Diputación de Huelva, parte de la zona 4, dónde la Junta ha vertido todo tipo de residuos tóxicos industriales y las otras administraciones escombros de la construcción y residuos urbanos.

Además de la mezcla de fosfoyesos y arsénico vertido en todas las zonas, en las zonas 1 y 4 se ha vertido por fertiberia y las administraciones citadas:

– 15 Millones de Toneladas de Cenizas de Pirita.
– 2 Millones de Toneladas de residuos sólidos procedentes de 5 plantas de ácido sulfúrico cargados de metales pesados.
– 1´5 Millones de Toneladas de residuos peligrosos sin inertizar.
– 1 Millón de Toneladas de residuos tóxicos de Tioxide.
– 500.000 Toneladas de residuos sólidos urbanos.
– 7.000 toneladas de vertidos contaminados por Cesio 137, a consecuencia del accidente de la fábrica de Acerinox en Algeciras que EGMASA trajo a su vertedero ilegal en la marisma.

En 2018 el Consejo de Seguridad Nuclear ha sacado a la luz pública que dos de las seis zonas radiactivas de España están dentro de los recintos de los fosofoyesos concesionados a Fertiberia, con isótopos radiactivos de Uranio en las zonas de fosfoyesos (zonas 1,2 y 3) y de Cesio 137 en la marisma subarrendada ilegalmente por Fertiberia a la Junta de Andalucía (Zona 4).

La responsabilidad de los fosfoyesos se inició en la dictadura cuando no había conciencia ambiental, pero se continuó durante los siguientes 40 años del gobierno socialista andaluz que, no sólo fue permisiva y connivente con el vertido de fosfoyesos, sino que promovió el vertido otros residuos tóxicos de la industria de Huelva a la marisma a través de su empresa EGMASA y autorizo ilegalmente vertidos, mirando para otro lado, mientras Fertiberia mezclaba los fosfoyesos con residuos arsenicales.

En 1993 la Junta autorizó el vertido de fosfoyesos apilados en montañas incumpliendo la ley de Costas y el Convenio RAMSAR de protección de humedales firmado por España.
Esa autorización fue la que denegó el Ministerio en 2000 y contra la que pleiteó Villar Mir, hasta que a finales de 2010 se paralizaron los vertidos, gracias a la enorme presión a las administraciones españolas que supuso la apertura por la Comisión Europea de un expediente de infracción instado por Mesa de la Ría.
La Audiencia Nacional dictó sentencia dando la razón al Ministerio declarando que Fertiberia incumplió la concesión de Costas, es decir, la Junta nunca tuvo competencia para autorizar el vertido de Fertiberia en la marisma mediante apilamiento de fosfoyesos.

Dos años antes de la paralización de los vertidos, en 2008, la Junta de Andalucía llegó a dar otro permiso a la empresa Fertiberia: la Autorización Ambiental Integrada que le permitió seguir vertiendo pese a que la Audiencia Nacional ya había determinado, un año antes, que Fertiberia carecía de la concesión de suelo por incumplimiento de la concesión.

El defensor del Pueblo Español Enrique Mujica contestó la denuncia de Mesa de la Ria con las siguientes frases: “La autorización dada por la Junta de Andalucía es nula de pleno derecho”, “con esta autorización, la Junta de Andalucía infrigió el ordenamiento jurídico vigente”

REFLEXIONA!!!!!

#fosfoyesosFuera
#MarismaLimpia
#JusticiaParaHuelva

Anuncios

1976 y La Contaminación Ambiental en Huelva

Protección del medio ambiente

Como dice el Fiscal de Huelva, el Ministerio Fiscal tiene como misión, constitucionalmente asignada, procurar la satisfacción del interés social, hasta el punto de que su actividad represiva, ejercitando las acciones penal y que le incumben, no es sino uno de los aspectos de su función de amparo. Y un interés social -bien relevante, por cierto es la calidad de la vida de nuestros
conciudadanos, el bienestar y el desarrollo no ya el mantenimiento de los presupuestos ambientales de ese bienestar. Por ello estimamos necesario aludir a una situación que, si bien debe merecer prioritariamente la atención de los organismos enumerados en los artículos 1.O y 2.O del Decreto de 6 de febrero de 1975, no puede de ninguna manera ser indiferente para el Ministerio Fiscal.

La Contaminación en Huelva en 1976

Huelva debe muchísimo al Polo de Desarrollo Industrial, nadie lo pone en duda. Las industrias que en el mismo se han asentado han multiplicado los puestos de trabajo, han inducido un crecimiento espectacular en otros sectores productivos de la ciudad, han colocado a ésta en un .muy estimable puesto dentro de la clasificación nacional. Lo que hace pocos años era un reducido núcleo urbano, semiolvidado en un rincón de la geografía española y mayoritariamente dedicado a tareas del sector primario, es hoy una pujante punta de lama en el desarrollo de la industria nacional. Todo esto es cierto. Pero no lo es menos que entretanto su cielo se ha oscurecido, la fauna volátil casi ha desaparecido y el olor que ha ido invadiendo la ciudad resulta en ocasiones literalmente insoportable.

La Contaminación en Huelva en 1976

Empieza a ser también una ciudad insalubre. Los valores máximos alcanzados en determinados puntos de la misma por la contaminación atmosférica de anhídrido sulfuroso y humos han llegado a ser en algunos días de los últimos meses del año sensiblemente superiores a los técnicamente admisibles. Y un grán número de personas la inmensa mayoría probablemente se va habituando lentamente, sin notar apenas nada, a permanecer inmersas en una atmósfera que disminuye progresivamente sus posibilidades vitales. Todo esto no es Únicamente un problema sanitario que deba ser afrontado por vía administrativa, no es sólo una amenaza de la que debe defenderse por sus propios medios la ciudad afectada, es también un riesgo grave y masivo al que se tiene constantemente sometido a un numeroso grupo humano, un riesgo creado a sabiendas o negligentemente por quienes anteponen el deseo de incrementar sus beneficios al interés sanitario de una colectividad y no realizan las necesarias inversiones para reducir al mínimo posible dicho riesgo.
Dicho de otra manera: estamos ante una actividad bien de acción, bien de comisión por omisión que pone en peligro y en ocasiones abiertamente lesiona la salud pública; estamos, pues, ante un problema cuya dimensión jurídico penal es evidente.

Última concentración 06/11/2018

Es urgente, claro está, que las Autoridades administrativas exijan rigurosamente el cumplimiento de las medidas anticontaminadoras que se prescriben en las disposiciones ya en vigor; lo es que puntual, sincera y públicamente se haga saber a los ciudadanos el grado de contaminación alcanzado por el aire que respiran; no es menos urgente crear un clima de opinión contrario a la idea de que el deterioro del medio es “el precio que se ha de pagar por el desarrollo”.

La manipulación de estos últimos años por políticos sin escrúpulo

Todo elio es urgente y se debe exponer la necesidad ya anunciada en la Memoria del Fiscal del Tribunal Supremo de 1974 de crear un repertorio de tipos delictivos, dentro del marco de los delitos contra la salud pública, que protejan adecuadamente la conservación y mejora de la calidad del medio ambiente y, más específicamente, el interés común de respirar dentro de una atmósfera limpia y sana. Los nuevos delitos, que estarían definidos en normas penales en blanco, remitidas como tales a disposiciones reglamentarias, serían, naturalmente, delitos de riesgo, siempre perseguibles antes de que el daño se concretase y produjese físicamente, porque no tiene sentido que la sociedad

El Lobby AIQB décadas manipulando a políticos

creada una situación de peligro evidente y grave para la higiene pública, se cruce de brazos, en espera de que en ésta o en la próxima generación se palpen los resultados físicos de la destrucción de bienes elementales para la vida y el bienestar de los hombres. La rica y progresiva jurisprudencia faborada por el Tribunal Supremo en torno a los delitos de tráfico de estupefacientes podría proporcionar los esquemas fundamentales para la coniguración e interpretación de esta nueva forma de delincuencia. Y, en la medida en que la misma supera en complejidad aquellos esquemas, habría de perfilarse y perfeccionarse, a nivel legislativo y jurisprudencial, una de las dimensiones jurídicas más interesantes y problemáticas de la contaminación: la de la autoría, la de la responsabilidad penal de las personas colectivas, de’ sus más altos ejecutivos y de sus órganos colegiados de dirección. Porque -inútil es decirlo- el delito de contaminación es siempre delito de una persona jurídica; de una sociedad anónima, que a su poder económico y a sus posibilidades. de actuar como grupo de presión en todas las instancias de decisión une una extraordinaria capacidad para disolver responsabilidades.

Manifestación 1978 contra la contaminación en Huelva

José Jiménez Villarejo, magistrado emérito del Tribunal Supremo

fiscal jefe de la Audiencia de Huelva, de enero de 1975 a enero de 1983.

https://www.efedocanalisis.com/noticia/jose-jimenez-villarejo/

Documento en PDF
https://t.co/guoDjjRPcp?ssr=true

El reloj no se detiene en las montañas de Florida de residuos peligrosos de fosfato

Una de las plantas de fabricación de fertilizantes más grandes del mundo se encuentra a unas seis millas al suroeste de la aldea de Mulk en el condado de Polk, con su entrada a poca distancia de la línea del condado de Hillsborough. Cerca de 800 empleados trabajan allí, convirtiendo la roca de fosfato en casi 4 millones de toneladas de fertilizantes e ingredientes de alimentos para animales cada año.

Balsas Fosfoyesos Florida

También producen una gran cantidad de residuos. Eso no es inusual para la industria del fosfato.

Conduzca a través de gran parte de la península de Florida y la tierra que ve es plana: plana como un panqueque, plana como una mesa de billar, plana como un concursante en La Voz que está a punto de obtener la bota. Pero en la planta de Mulberry, y en todos los demás lugares donde opera la industria del fosfato, verá montañas. Estas son pilas masivas de materiales de desecho llamados fosfogypsum que quedan del proceso de fabricación de fertilizantes. Se elevan hasta 200 pies de altura y cubren unos 400 acres. Encima de cada una hay un estanque de agua ácida de 40 a 80 acres de tamaño.

Balsa Fosfoyesos Huelva

Muchas de esas montañas pertenecen a la misma compañía propietaria de la planta de fertilizantes Mulberry, Mosaic. Es la compañía de fosfatos más grande del mundo y una presencia importante en Florida. Mosaic actualmente está extrayendo roca fosfática en más de 70,000 de los 380,000 acres que posee en los condados de Manatee, Hillsborough, Polk y Hardee. Mientras tanto, a pesar de la oposición pública, recientemente obtuvo la aprobación del gobierno local para expandir su minería en el Condado de Manatee en más de 3,000 acres adicionales a un corto trayecto en automóvil desde el límite norte del Condado de Sarasota, y desde la fuente de su suministro de agua.

Las minas de fosfato y las fábricas de fertilizantes de Mosaic deben almacenar sus desechos de esta manera porque no hay otra manera de deshacerse de ellos de manera segura. El fosfogypsum es ligeramente radioactivo, lo suficiente como para que supere un nivel que la Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU. Ha considerado seguro para los humanos. La industria ha propuesto utilizar sus residuos para todo, desde paneles de pared hasta material de construcción de carreteras. Pero la EPA, desde 1992, ha dicho repetidamente que no. Así que la única solución es apilarlo.

FERTIBERIA y su manipulación lingüística.

Alrededor de 25 pilas ahora salpican el paisaje de Florida, y cada año los desechos deben acumularse más. En 2014, Mosaic solicitó permiso a los funcionarios del condado de Polk para que una de sus pilas de Mulberry gyp sea el doble de ancha y casi 400 pies de altura, más alta que el punto natural más alto de Florida, que se encuentra a 345 pies sobre el nivel del mar.

La mayoría de los floridanos nunca ven las pilas porque existen muy lejos de las playas y los parques temáticos. Si conocen el nombre de Mosaic, lo saben por sus anuncios de televisión, en los que la empresa jura “siempre tomar en serio nuestro compromiso con el medio ambiente” y promociona su trabajo “para mantener la belleza natural de Florida … Florida ”. O lo saben como patrocinador de ferias del condado, parques locales y museos, propietario de un santuario de aves, patrocinador de los programas de Audubon, incluso por proporcionar financiamiento para un documental sobre la conexión de las áreas naturales de la Florida en un largo corredor de vida silvestre.

En el condado de Sarasota, por ejemplo, es un patrocinador financiero del criadero de peces del Laboratorio Marino Mote, la exhibición de la selva tropical para niños del Jardín Botánico Marie Selby y la feria del condado.

Mosaic sostiene que las pilas son seguras porque la compañía “cumple con los estándares de manejo y eliminación de desechos” establecidos por la EPA y el Departamento de Protección Ambiental del estado. De hecho, la compañía dice: “Mosaic es una de las compañías más altamente reguladas en el estado de Florida”.

Pero de vez en cuando, surge un problema en una de las pilas gyp. Luego, el estanque acumulado en la parte superior se derrama y amenaza con envenenar un arroyo, una bahía o agua potable por millas a la redonda. La imagen benigna de la industria del fosfato se agrieta.

Por ejemplo, en 2004, el huracán Frances se convirtió en el segundo de cuatro huracanes en azotar Florida en un período de seis semanas. Cuando los vientos azotaron el condado de Hillsborough, grandes olas se agitaron en el estanque sobre una pila de yeso de 180 pies de altura en una planta de fosfato en Riverview.

Las olas golpearon un gran agujero en el dique alrededor del estanque, enviando 65 millones de galones de agua contaminada en cascada por el costado de la pila en una zanja de aguas pluviales alrededor de su base de 400 acres y, finalmente, en Archie Creek, que desemboca en la Bahía de Hillsborough. Mató peces y ahuyentó a otras especies marinas.

Entonces, mientras que el fosfato proporciona muchos empleos remunerados, aumenta los rendimientos de los cultivos de Estados Unidos y llena los cofres de la campaña de numerosos políticos de Florida, también ha sembrado a Florida con el equivalente ambiental de las bombas de tiempo.

La primera señal de que algo había salido mal ocurrió en la mañana del sábado 27 de agosto. Los trabajadores verificaron el nivel del agua en un estanque de 78 acres de agua contaminada que estaba sobre su pila gyp de 190 pies y descubrieron que había caído en más de una pie.

Decidieron que era solo el viento que soplaba el agua alrededor. Pero alrededor de las 11 am del domingo, volvieron a revisar y se dieron cuenta de que el nivel había bajado tres pies.

¿Qué estaba chupando toda esa agua contaminada? Un sumidero de 45 pies de ancho y 220 pies de profundidad se había abierto debajo de la pila. Bajaron 215 millones de galones de agua contaminada, gorgoteando en el acuífero que suministra agua potable a la región.

Sin embargo, a medida que el agua se drenaba por el agujero, los empleados de Mosaic, sus consultores de Ardaman & Associates y los inspectores estatales de DEP evitaban decir la palabra s. Durante 10 días lo llamaron una “anomalía” o un “incidente de pérdida de agua”.

Los geólogos dicen que debería haber sido obvio desde el principio lo que estaba sucediendo. Pero no hasta que el estanque se vació por completo y todos pudieron ver la fisura si finalmente lo llamaron lo que era.

Una gran razón por la que los geólogos dicen que debería haber sido obvio es la historia. Uno de los mayores sumideros de Florida jamás registrado se abrió en 1994 en las mismas instalaciones donde se abrió el sumidero del 28 de agosto. A 160 pies de ancho y 200 pies de profundidad, era tan grande que los lobos lo apodaron el nuevo paseo de Disney, “Viaje al centro de la Tierra”. Al igual que el pozo de agua del 2016, también chupó el estanque de una pila gyp como el agua que se drena una bañera. Ocurrió a solo 1¼ millas del nuevo sumidero.

Incluso después de que Mosaic y el DEP reconocieran que este nuevo evento de drenaje de estanques era un sumidero, nadie le dijo al público lo que había sucedido. La ley de Florida dice que ni el estado ni la compañía involucrada tienen que notificar a nadie más sobre los derrames de contaminación hasta que haya alguna señal de que la contaminación ha migrado fuera de la propiedad donde entró en el acuífero. (A finales de diciembre, un contratista de Mosaic y el DEP no habían encontrado ninguna prueba de que hubiera realizado pruebas de agua en los pozos que se encuentran alrededor de la planta de Mosaic)

Ni Mosaic ni el gobierno dijeron una palabra sobre lo que estaba sucediendo hasta el 15 de septiembre, cuando un reportero de WFLA-Ch. 8 llamó a Mosaic y al DEP para preguntar sobre los rumores sobre el sumidero. Solo entonces Mosaic lo hizo público. El 20 de septiembre, la compañía se disculpó por guardar silencio.

“Lamentamos profundamente no haber presentado antes”, dijo Walt Precourt, vicepresidente senior de fosfato para la compañía, a la Comisión del Condado de Polk. “Cualquier explicación acerca de por qué no lo haríamos sonar hueca”.

Inicialmente, el gobernador Rick Scott, a quien el DEP no notificó sobre el sumidero hasta que llegó a las noticias, defendió el silencio de la agencia. Una semana después, se revirtió y pidió un nuevo enfoque. A partir de ahora, dijo, quería que cualquier empresa o gobierno local que derramara un contaminante notificara al público al respecto, sin importar dónde terminara. Scott se ha comprometido a presionar a la Legislatura de 2017 para cambiar la ley y hacer que eso sea un requisito.

“Se basa en mi experiencia en los negocios”, explicó Scott a los periodistas. “Cuando algo como esto sucede, te dices a ti mismo después, ¿qué podemos hacer mejor?”

#FosfoyesosFuera
Concentración 6 nov 2018 en Huelva contra los fofoyesos

PUBLICADO :
Por Craig Pittman 26/04/2017 a las 2:28 a.m. Publicado en el número de mayo de 2017 de larevista Sarasota

https://www.sarasotamagazine.com/articles/2017/4/26/florida-phosphate#.W-84c43nI-k.twitter

GREENPEACE EN HUELVA

https://es.greenpeace.org/es/sala-de-prensa/comunicados/greenpeace-y-mesa-de-la-ria-difunden-nuevas-imagenes-aereas-que-confirman-las-filtraciones-de-fosfoyesos-a-la-ria-de-huelva-tras-los-temporales/

Acta de inspección del Centro de Recuperación de Inertes Marismas Mendaña

CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR
Pedro Justo Dorado Dellmans, 11 28040 Madrid
Tel.: 91 346 Ol 00
Fax, 91 346 05 88
http://www.csn.es

ACTA DE INSPECCIÓN
CSN/AIN/CRI-9/13/18
Página 1 de 6

Inspectoras del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN),
CERTIFICAN: Que se han personado el día diez de diciembre de dos mil trece, en el Centro de Recuperación de Inertes (CRI) de las Marismas de Mendaña (Huelva). Que la inspección tenía por objeto realizar sobre el terreno un reconocimiento del Centro de Recuperación de Inertes (CRI-9) de las Marismas de Mendaña, comprobando
la situación en que se encuentran los puntos de recogida de muestras del programa de vigilancia radiológica ambiental, en lo relativo a aguas superficiales, aguas de rezume,
sedimentos y organismos indicadores; comprobar los niveles de radiación en distintas zonas del CRI-9; asistir al proceso de recogida de parte de las muestras correspondientes al cuarto trimestre de 2013 y recoger muestras duplicadas en alguno de los puntos para su análisis adicional en un laboratorio seleccionado por el CSN, fpr,entP al del programa habitual que se desarrolla bajo la responsabilidad de la
Agencia de Medio Ambiente y Agua (AMA) de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Que la Inspección fue recibida, en representación AMA, por Don….
Coordinador Provincial, y Don…. , supervisor del CRI-9, quienes manifestaron conocer y aceptar la finalidad de la inspección y pusieron todos los medios necesarios para el desarrollo de la misma. Que durante el recorrido de campo la
Inspección fue asistida también por parte de Enresa empresa asesora técnica de AMA para todas las actuaciones que se llevan a cabo en el CRI-9, por Dña…. y Don… , y por parte de Geocisa, empresa contratada para la realización de la toma de muestras y análisis del programa de vigilancia, por Dña.
, Don.. y Don..

Que todos los asistentes fueron advertidos al inicio de la inspección de que el Acta que se levante de este acto, así como los comentarios recogidos en la tramitación de la
misma, tendrán la consideración de documentos públicos y podrán ser publicados de oficio, o a instancia de cualquier persona física o jurídica, lo que se notificó a efectos de
que se identifique la información o documentación aportada durante la inspección que consideren no publicable por su carácter confidencial o restringido. Que de la información suministrada por los representantes del titular a
requerimiento de la Inspección, así como de las comprobaciones visuales efectuadas a lo largo de la inspección resulta: Que en relación al estudio de Medidas de Barrido Radiológico del CRI-9, realizado en febrero de 2012 y remitido al CSN con carta de 12 de febrero de 2013 (Registro de entrada n° 1964), la inspección solicitó información sobre la ubicación de las dos zonas seleccionadas como Áreas de Referencia de Fondo (ARF),
correspondientes una a la zona del estero y otra a la zona de sondeos, ya que la información de su situación según se describe en el texto del documento no coincide con las coordenadas geográficas proporcionadas en el informe.

Manipulación lingüística AIQB
La manipulación lingüística que utiliza el Lobby AIQB

Que se localizaron ambas zonas y, con GPS aportado por la inspección, se tomaron las coordenadas geográficas de ambas zonas, representándose su localización en el mapa de la Figura 1. Que así mismo se acudió a la zona del estero en la que se encuentra el nuevo punto de muestreo de agua de rezume y sedimentos denominado “Antiguo lavadero de camiones” y código 65, propuesto en la nueva revisión del PVRA presentado por AMA en la carta citada de 12 de febrero de 2013, y en dicho punto se recogieron las coordenadas geográficas y su localización se representa en el mapa de la Figura l.

Que la inspección asistió a la recogida de parte de las muestras del PVRA correspondientes al cuarto trimestre de 2013, que incluyeron las siguientes: agua superficial en los puntos 6, 7, 8 y 9; sedimentos en las estaciones 6, 7, 8, 9, 77 y 350; y plantas de orilla en la estaciones 6 y 9 la muestra se recogió también con recogedor tipo pala en las zonas de sedimentación en la orilla del estero, que estaban empezando a quedar descubiertas al estar bajando la marea. Que en las estaciones 7 y 9 se recogió m,uestra duplicada para compartir con la inspección, inicialmente en una única bolsa en la que se procedió al mezclado y homogeneización manual de todo el material, repartiéndose posteriormente
en dos alícuotas para su análisis por dos laboratorios distintos. Que en cada punto se identificaron las bolsas de recogida de muestra con el código de muestra y estación, y en las muestras duplicadas recogidas para el CSN además con etiquetas adhesivas cumplimentadas por la inspección, indicando fecha de recogida, código de identificación de estación y tipo de muestra. Que las muestras de plantas de orilla se recogieron desde el borde del estero, arrancando las plantas completas incluidas sus raíces sumergidas que se enjuagaban con agua del propio estero, excepto para las juntos que se cortaron utilizando tijeras tipo poda.

Que en cada punto las muestras se introdujeron en una bolsa de plástico identificada con el código de muestra (PRS) y estación, recogiéndose dos de las especies previstas en el PVRA en los puntos 6 y 7, y las tres especies previstas en el punto 8. Que la inspección indicó que los resultados analíticos ae concentración de actividad de Cs-137 obtenidos en las muestras duplicadas recogidas en las inspecciones de los últimos tres años, no superan el 25% de resultados compatibles aplicando los criterios de solapamiento de los rangos ± 2sigma, ±3 sigma y ± 3%. Que entre las posibles causas que podrían relacionarse con dichas diferencias se consideraron la homogeneización de las muestras, y la preparación en los respectivos laboratorios.

Que respecto a la preparación de las muestras en laboratorio, la representante de Geocisa señaló que las muestras de agua del CRI siempre son filtradas antes de proceder a su análisis, y que las muestras de vegetación son lavadas para eliminar la posible tierra. Que respecto a las muestras duplicadas de sedimentos recogidas en la inspección, se acordó que además de analizar las dos alícuotas separadas en campo, el laboratorio Geocisa realizará la preparación de muestra en su laboratorio y entregará al CSN una alícuota de esta preparación, para la realización también de análisis duplicado a partir de ella. Que la localización de todos los puntos en los que se recogieron las muestras coincide con los puntos definidos en el programa o en anteriores inspecciones, según pudo comprobarse con el equipo portátil con GPS incorporado utilizado por la inspección. Que el reconocimiento visual de la situación del CRI-9 incluyó los recorridos que se incluyen en el mapa de la Figura 2 y que no se observaron cambios respecto a la situación descrita en la inspección de 2012 (Ref.: CSN/AIN/CRI-9/13/17), no habiéndose realizado nuevas actuaciones en la zona de construcción de la “Barrera reactiva permeable para retener cesio, ni en la zona de la “Prueba piloto”. Que coincidiendo con lo observado en la inspección de 2012, en la zona del estero a la altura del punto 88 se encontraba la tubería procedente de la arqueta correspondiente a la regulación de la salida de la “Prueba piloto”, descrita en el acta de inspección de 2011 (CSN/AIN/CRI-9/11/16), y que en el momento de la inspección se observaba algún ligero borboteo indicativo de salida de un pequeño caudal.

Que la representante de Enresa manifestó que continúa desarrollando el estudio de valoración del comportamiento de dichas barreras, no disponiendo aún de resultados concluyentes; que en el año 2013 han repetido el estudio de trazadores en la zona de la “Prueba piloto”, y que en este caso sí han recuperado los trazadores pero no el cesio inyectado, lo que confirmaría que ha quedado retenido en la arcilla. Que se realizó un reconocimiento detallado de la zona del estero que se sitúa entre los puntos 7 y 223 del PVRA, en la que en el Programa de Medidas de Barrido Radiológico del CRI-9 incluido en la documentación remitida al CSN por AMA en febrero de 201 3 se obtuvieron valores de concentración de Cs-13 7 en suelo elevados. Que se comprobó que a lo largo de esa zona no se observaba ningún rezume del talud hacia el estero.

Fotografías Makareno Huelva

Que la representante de Enresa confirmó que esa situación ha sido comprobada a lo largo de los años, observando que en épocas de lluvias abundantes puede llegar a acumularse agua en la parte superior del estero, que descarga hacia el exterior en las proximidades del punto 223, sin producirse rezumes intermedios. Que la Inspección realizó medidas de los niveles de radiación utilizando un Monitor multisonda con detector interno, tipo Geiger-Müller compensado en energía de marca , modelo y número de serie 19118, con certificado de calibración C2 13/3217 de fecha de emisión 20 de septiembre de 2013. Y que el equipo dispone de memoria de almacenamiento de datos. Que durante todos, los recorridos realizados el equipo se, mantuvo encendido, situándose a una altura aproximada de 1 m del suelo y almacenándose las lecturas realizadas con frecuencia de 20 segundos. Que se recogieron 692 lecturas, oscilando los valores registrados entre 0,014 ~Sv/h y 0,338 ~Sv/h, y obteniéndose un valor medio de 0,138 ± 0,061 ~Sv/h. Que los valores más altos se registraron en la zona del estero, en zonas en los que ya existen puntos de muestreo del PVRA, sobre todo en las proximidades de los puntos 7 y 8 y en puntos próximos, y además en la zona del nuevo punto 65, incluido en la propuesta de revisión del PVRA presentada por AMA en febrero de 2013, según se ha descrito en párrafos anteriores de este Acta. Que las lecturas máximas obtenidas se representan en el mapa de la Figura 2. Que en la zona superior del estero que se sitúa entre los puntos 7 y 223 del PVRA, citada en párrafos anteriores, los valores de tasa de dosis registrados no superaron 0,264 ~S v/h. Que en las ARF las medidas registraron un valor medio de O, 102 ~Sv/h para el ARF de la zona de sondeos y de 0,139 ~Sv/h para el ARF de la zona de estero.

Que con el fin de que quede constancia de cuanto antecede, y a los efectos que señala la Ley 25/1964 sobre Energía Nuclear, la Ley 1511980 de Creación del Consejo de Seguridad Nuclear modificada por la Ley 33/2007 de 7 de noviembre, el Reglamento sobre Instalaciones Nucleares y Radiactivas y el Reglamento sobre Protección Sanitaria contra las Radiaciones Ionizantes, se levanta y suscribe la presente Acta por triplicado en Madrid y en la sede del Consejo de Seguridad Nuclear a diecisiete de diciembre de
dos mil trece.

Fosfoyesos Fuera. Un Clamor que se Grita en Huelva

Estiman más de 2.000 personas se han concentrado en Huelva al grito de “fosfoyesos fuera”, en las Plazas de la Monjas de Huelva capital, con el grito de “Fosfoyesos Fuera” y “Marisma Limpia”.

Estamos convencidos de que a finales de marzo 2019 vamos a tener una buena noticia, la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) negativa para el proyecto por parte del Ministerio de Transición Ecológica”.

Una DIA ( Declaración Impacto Ambiental) que conlleva al dicho proyecto de FERTIBERIA, que pueda directamente tirarse a la basura y que se le impongan a la empresa los condicionantes necesario para que se lleve a cabo un proyecto que cumpla con la aspiración de la ciudadanía, recuperar la marisma y volverla a su estado original”

Hoy la CIUDADANÍA exige con la concentración multitudinaria, que el proyecto sea descartado y rechazado, que se haga Justicia.
Ella pasa porque todo lo que se ha tirado ilegalmente se retire, porque sólo así se restablecerá la legalidad vulnerada

MANIFIESTO POR UNA MARISMA LIMPIA

Estamos ante un momento decisivo en la historia de esta ciudad. Durante décadas Huelva y su provincia han sido tratadas como un estercolero industrial. Una ciudad de la Comunidad Europea, donde se incumplen las leyes ambientales, supuestamente, las más exigentes del Planeta.
A trescientos metros de la ciudad, se eleva una montaña de residuos radiactivos que ocupan 1200 hectáreas de la marisma del Tinto, en contacto con un espacio de alto valor ecológico y de zonas protegidas.
Las sentencias de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo confirman que la empresa Fertiberia, titular de la concesión del Ministerio de Medio Ambiente, y Foret, han depositado ilegalmente en la marisma más de 120 millones de toneladas de FOSFOYESOS.
El resultado de esta acción es un ECOCIDIO de tales dimensiones que permiten calificarlo como el más grande de Europa.
Nadie que sea sensible a la justicia, a la salud pública y al Medio Ambiente puede permanecer impasible ante esta situación. Quienes proponen enterrar y tapar los residuos haciendo desaparecer la marisma para siempre, ocultan que los residuos son retirados en otras zonas. En Tarragona, en el caso Prestige y en Aznalcóllar se limpiaron ríos, lagos y mares, pero en Huelva pretenden sacrificar nuestra marisma por ser la solución más barata para Fertiberia.
Ha llegado el momento de unir voces y acciones para desterrar y corregir esta barbarie inaceptable en pleno siglo XXI y en un Estado de Derecho como es España, en el que la Constitución Española considera que la marisma es un bien de dominio público a proteger.
El Ministerio de Medio Ambiente está obligado a hacer cumplir la sentencia por la que litigó con la empresa durante 10 años y la Junta de Andalucía a supervisar para que todo el proceso se realice de acuerdo con la normativa que al respecto existe.
Ambas administraciones deben exigir la limpieza del vertido a Fertiberia, como ya han solicitado miles de ciudadanos por escrito. Hasta hoy, son en torno a 30.000 personas las que han firmado el manifiesto ‘Por una Marisma Limpia’ y en torno al centenar de colectivos políticos y sociales se han adherido a éste.
No podemos dejar el problema a las generaciones futuras. Tenemos la responsabilidad de luchar por quienes enferman, especialmente por cáncer como consecuencia de esta situación.
La recuperación de la marisma a su estado original, generará empleo verde en una de las ciudades españolas más azotadas por el desempleo.
Por ello, DEBEMOS RECUPERAR NUESTRA MARISMA. De hecho, la ciudadanía es sabia, y fruto de dicha sabiduría exige que se devuelva el entorno natural de la ciudad a su estado original.
POR ESTE MOTIVO, NOS UNIMOS EN UNA SOLA VOZ DECLARANDO Y EXIGIENDO:
1.- La retirada TOTAL de los FOSFOYESOS, del CESIO-137 procedente de las cenizas de Acerinox y demás residuos vertidos en la Marisma.
2.- La mejor y máxima descontaminación de los terrenos ocupados por las industrias que han cerrado en la Avenida Francisco Montenegro
3.- Que se cumpla la aspiración histórica de la ciudad, que es la restitución de los terrenos ocupados por la industria y la restauración de los espacios contaminados por ellas.

Momento luces con móviles que finalizó el acto

NOTA PRENSA
A la convocatoria ‘6-N’ realizada por Mesa de la Ría, 15 años después de su primera manifestación, se han adherido 72 colectivos sociales, ecologistas, vecinales y políticos.
El manifiesto que sirvió para la manifestación de 2014 y la Garbanzada de 2015 y que ha sido suscrito hasta la fecha por un centenar de colectivos y 30.000 ciudadanos, propone la descontaminación íntegra de los suelos afectados por fosfoyesos y otras sustancias contaminantes y radiactivas, la descontaminación de los suelos abandonados tras el cierre de industrias, así como el cumplimiento del Plan General de 1999 que recogió los acuerdos para la recuperación de Francisco Montenegro de 1991.
El cantante Kiko Veneno será el encargado de leer el manifiesto ‘Por una Marisma Limpia’, además la acción reivindicativa contará con un grupo de músicos que actuarán con el objetivo de apoyar la causa.
Hay que recordar que, hoy mismo (5 de noviembre), el concejal de Mesa de la Ría Rafael Gavilán se reúne con el Secretario de Estado del Ministerio de Medio Ambiente y su equipo, para saber cuál es el compromiso de la institución sobre la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto de Fertiberia que pretende enterrar los fosfoyesos con una capa de tierra, algo a lo que se opone toda Huelva.

Fotografías por Makareno Huelva

La Radioactividad Ya No Es Solo Psicológica

Mesa de La Ría de Huelva llama a los onubenses a una concentración para que expresen su rechazo a los fosfoyesos y décadas de contaminación y enfermedades.

Concentración 6 de Noviembre

Hay terrenos con presencia de radiación nuclear en Huelva . YA NO ES SOLO PSICOLÓGICO

Lo ha reconocido el Consejo de Seguridad Nacional, asegurando que la radiactividad está originada por actividades humana ( industria) y accidentes pero, insiste, “no existe riesgo radiológico significativo” ni contaminación declarada.

En Huelva tenemos 1.600 metros cuadrados con cesio-137 en las marismas de Mendaña, en el estuario del río Tinto en Huelva. Y las 1.200 hectáreas con radio-226 en el estuario del río Tinto en Huelva, antes de su confluencia con el río Odiel donde está la enorme balsa de fosfoyesos.

La Contaminación es más psicológica que real

—————
LAS INCONGRUENCIAS

Desde aquí preguntamos a María Jesús Muñoz, de la Dirección Técnica de Protección Radiológica, que asegura

…. “indudablemente en estos terrenos con contaminación no hay riesgo significativo para la población ni para el MEDIO AMBIENTE porque se han ido adoptando todas las medidas necesarias desde nuestra función reguladora para ello”.

…preguntamos que medidas tienen las balsas de fosfoyesos para que no se filtren las aguas al estuario, contaminando Marismas del Odiel

Huelva no merece prolongar más su deterioro ambiental, sanitario, social y económico.

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2327391610638880&id=704454926265898

Rafael Gavilán y miembros de MRH en la presentación

Mesa de La Ría de Huelva llama a los onubenses a una concentración para que expresen su rechazo a los fosfoyesos y décadas de contaminación y enfermedades.

Desalojando HambacherForest

Policías atacando a personas con gas pimienta por los alrededores de las barricadas

HambacherForest

Después de que los policías desalojaron la estructura del suelo, comenzaron a desalojar los trípodes y la casa del árbol. Activistas dentro de la casa del árbol hicieron algunos vídeos e imágenes del desalojo:


informa que dejarán de transmitir pronto para tener tiempo de destruir sus teléfonos móviles antes de que los policías los desalojen.

Mientras algunos escuadrones antidisturbios desalojaban el campamento, otros policías atacaron Wiesencamp en el borde del bosque de Hambacher.

Policías escalando para desalojar las casas Árbol

Los policías no tenían una orden de registro, que confirmaron en Twitter.

Los policías declararon que la redada se basó en la ley policial de Renania del Norte-Westfalia que dice que los policías pueden registrar casas sin una orden de registro en casos de “peligro inminente”.

En este caso, los policías confiscaron cosas peligrosas como biciclos (“Si se cortan por la mitad, PODRÍAN ser utilizados para construir barricadas”), bote de agua (“Los vimos antes en las barricadas”), sofás y muchas otras cosas.

COMPARTE